COMPARTE AUDIOS POR WHATSAPP

sábado, 30 de enero de 2010

Cartas y poemas a los hijos





Mi niño adorado

¿Que te ha pasado, últimamente?
te he visto más travieso que de costumbre…
Corres, saltas, pegas, tocas, gritas…
Y siento que me vuelvo loca…

No sé cómo ayudarte, ni que decirte por miedo a ofenderte
Cuando me ofusca el coraje de no saber comprenderte…
En la escuela me han dado quejas de tu comportamiento,
en las actividades de las tardes igualmente
que te hace falta chiquito mío…

¿A caso tendrás miedo de que pueda reprenderte?
Enséñame a ser mejor mamá…
Diciéndome como te puedo ayudar
No te quedes sin hablar, yo no puedo adivinar…
Si tú no me dices que te sucede…
Déjame entrar a tu corazón, para que sepas
¡Lo que mamá te quiere!





XV años

Mi querida hija:
Hoy más que nunca le doy las gracias a Dios, porque me ha dado el regalo más grande que cualquier mujer anhela tener, el regalo de ser madre, y poder conocerte y disfrutarte hasta el día de hoy…

Me da muchísima emoción verte tan linda, convertida en una señorita, y sé que con los valores que te hemos enseñado el día de mañana serás una ¡extraordinaria mujer! pues tienes todas las armas para luchar, para salir ¡adelante!

Recuerda que deseo con todas mis fuerzas que seas feliz que no te desanimes por las cosas desagradables que te puedan suceder, piensa que si has visto el cielo nublarse también lo volviste a mirar resplandecer… Cuando sientas miedo, recuerda cuantas veces te tomé entre mis brazos para hacerte sentir protegida…

Cuando te sientas derrotada recuerda… Que tus triunfos y de tus logros ¡han sido muchos!
Cuando necesites fortalecer tu espíritu porque sientes que no puedes más… Reza y ten la fe, en Dios él te dará la fortaleza necesaria. Recuerda todo lo que has vivido y lo que has dado con alegría. Recuerda los consejos, las risas, los abrazos y besos que te han dado.

Sí esto lo has tenido lo puedes volver a tener y lo que has logrado, lo puedes volver a ganar. Piensa en lo bueno, en lo amable, en lo bello y en la verdad. Recorre tu vida y detente en donde haya bellos recuerdos, emociones sanas y vívelas. Ahí en tu alma están guardadas todas las imágenes y sólo Tú decides cuales has de volver a mirar…

Sabes que estoy muy orgullosa de ti, eres una chica extraordinaria, tu sentido del humor, tu alegría por vivir, tu capacidad de asombro, tu sentimiento para cantar, para el arte… ¡En fin! Tienes tantas virtudes, que los pocos defectos que puedes tener son opacados por todas las cosas lindas que te regaló Dios, aprovéchalas, y sé ¡grande! siempre ¡grande! para alcanzar tus metas, y humilde para aprender y mejorar…

¡Felicidades por tus quince años!
Tu madre que te ama, con toda su alma…





Carta a mi hija

A mi queridísima hija Itzel:Hija... Todavía recuerdo aún como si fuera ayer, cuando naciste... Y ese tiempo se me ha pasado en un abrir y cerrar de ojos...

Cuando te tuve por vez primera entre mis brazos, pensé que nombre podría ponerle a quien había venido a llenar mi vida de una gran dulzura y amor, es increíble como alguien tan pequeñito... puede hacer sentir algo tan gigantesco, por eso te escogí ese nombre (Itzel, lucero del atardecer).

Ahora que haz crecido y que de repente te quejas tanto porque te sientes la más fea, la más tonta, la más incomprendida, quiero decirte que no te desesperes, ¡qué llegarás a ser perfecta!

¿Haz visto crecer a las mariposas? su aspecto no es muy bonito al principio, se van transformando y de una oruga pasan hacer una mariposa hermosísima, que despliega sus alas con colores brillantes y aunque es muy frágil, puede volar en dirección al viento...

¡Pronto serás la más hermosa de las mariposas!... Recuerda siempre que estoy muy orgullosa de ti, y que te amo... Estás creciendo y transformándote en una maravillosa joven... Tus cualidades te distinguen entre todos; no tengo duda alguna de que un día tus talentos te abrirán muchos caminos en tu vida... Pero es importante que, al madurar, no piedras tu interés n cosas muy diversas, que llenarán tus días.

Mantén tu optimismo, para que puedas, con energía siempre renovada, llegar hasta la cumbre...
Mantén tu determinación, pues te dará el ímpetu de alcanzar las metas que desees. ¡No pierdas nunca tu entusiasmo en todo lo que hagas! pues te ayudará a sentirte siempre alegre.
Mantén ese sentido del humor tan peculiar que tienes... Pues te ayudará aprender de tus errores.

Mantén tu confianza en ti misma pues te ayudará a arriesgarte sin temores al fracaso. No pierdas tu sensibilidad, pues te ayudará a comprender al mundo y enfrentar con valentía la injusticia. ¡Mientras sigues creciendo, a tu propio ritmo, cada día más, recuerda siempre que mi orgullo por ti aumenta sin cesar y que te amo!
Tu madre...

No hay comentarios.:

Seguidores